Astrólogo, numerólogo grafólogo y quirólogo.
Empieza hoy a construir tu felicidad
Teléfono: 213 380 4366
Valor del minuto: $0

alberto-roy

El Día de los Muertos en México, toda una tradición

noticianov02-15

La celebración, que se realiza cada año, es más importante que la misma Navidad y el Año Nuevo porque se le rinde culto a la muerte, a esos seres que nos acompañaron, pero que por designios de Dios, un día desaparecieron de nuestra vida pero no de nuestros corazones.

Es tan importante la celebración que la Unesco la declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El objetivo es mirar y analizar la muerte desde otro ángulo e incluso reírse de ella, como parte de la celebración.

La festividad como tal, llamada El Día de Muertos se remonta a Mesoamérica y en la época prehispánica, cuando pueblos como el Purépecha, mexica o la civilización maya honraban a sus ancestros realizando diferentes rituales y ofrendas.

Las creencias así como los rituales difieren de unos a otros, pero al final el ritual va enfocado a rendirle homenaje a los muertos.

Cuando la persona moría en accidente o dando a luz a un hijo, en el más allá le espera el Omeyocán, una especie de paraíso donde vive Huitzilopochtli, dios de la guerra. Después de habitar allí, el difunto regresa a la tierra reencarnado en un ave.

Cuando la muerte había sido natural, le esperaba El Mictlan. Allí en el sepulcro se colocan objetos como flechas para defenderse de las contrariedades. A estos difuntos en su tránsito los acompaña un perro Xoloitzcuintle, un animal sin pelo y que en épocas prehispánicas formaba parte de la dieta de los mexicas.

Durante todo el Día de los Muertos en todo México y en otras partes del mundo se realizan actividades, rituales y homenajes a los difuntos. Durante la noche del 1º. de noviembre pude apreciar que los familiares visitan a sus difuntos en los camposantos donde organizan altares, cenan y pasan allí la noche muchos de ellos les llevan mariachis.

La idea de un buen homenaje consiste en colocar en las tumbas, cualquier cantidad de ofrendas entre las que se destacan objetos y herramientas utilizadas en vida por el difunto.

No podemos olvidar que la celebración se acompaña de la elaboración y oferta de flores de Cempasúchitl, una flor amarilla que guía las almas de los muertos, calaveritas de azúcar, pan de muertos, calabaza en tacha, mezcal, atole, tequila, juguetes, veladoras, copal, sal, agua, papel picado, retratos del difunto y hasta cigarrillos.

Pero el tinte de la fiesta no es solo religioso, porque de acuerdo a la investigación de la Unesco, en ella se introducen aspectos científicos, parapsicológicos y desde luego astrológicos, porque los beneficios llegan o se pueden escapar de acuerdo a la posición de los astros durante la fecha de su celebración.

Y como no podemos olvidarnos de los panteones más visitados encontramos en primer lugar el Panteón de Dolores en la ciudad de México, donde se encuentran las tumbas de David Alfaro Siqueiros, Rosario Castellanos, Diego Rivera o Agustín Lara; Panteón de San Fernando, donde encontramos la tumba de figuras de la política, como el ex presidente Benito Juárez, y el Panteón de Mérida en Mérida, Yucatán.

Festival del Día de los Muertos

Cabe destacar la importancia de la realización del XXI Festival de Calaveras para conmemorar el Día de los Muertos y rendirle homenaje al maestro José Guadalupe Posada, creador de la figura de la Catrina, calavera emblemática del folclore, la cual fue grabada en metal en 1912.

En el evento pudimos apreciar exposición de pinturas, fotografía, música, obras de teatro, concursos de dibujo y presentaciones de grupos de danza.

Algo que me llamó poderosamente la atención fue la construcción de los altares para recordar a los muertos.

Mis amigos mexicanos realizan igualmente una caminata nocturna denominada “Ilumínale los pies al muerto” y el Desfile de las Calaveras donde se puede apreciar el ingenio y la creatividad de los mexicanos.

Horóscopo de hoy martes 17 de octubre - Alberto Roy

Horóscopo de hoy lunes 16 de octubre - Alberto Roy